Está en: Inicio > LOS PUEBLOS

Valle de la Valduerna

Uno de los primitivos poblados de los Orniacos se llamó ‘Valle de Tara”, apellido éste propio de una divinidad que vendría a significar el alumbramiento de la tierra fecunda. Actualmente se conoce un paraje que lleva el nombre de “Tarafonda”, recordando posiblemente desde la antigüedad el lugar donde ofrecían sacrificios a Tara.


Historia

Nos relata la historia que una tarde de primavera, un sobrino del gobernador de la villa romana ubicada en Villa Montanus (Villamontán), al mando de una mesnada, cruzaba el rio para aplastar la revuelta, cuando fue fulminado por un rayo. Ante el temor de la furia de Tara, Montanus se olvida del grupo de siervos que trabajaban al otro lado del río y surge así el primer poblado precursor de Valle.
Teniendo en cuenta que la comarca de la Valduerna es un valle rico y feraz, compuesto por diecisiete pueblos entre ellos dos con titulo de Villa -Palacios y Destriana- aunque no lo sean y existiendo en el valle más de un Castro, fijando la atención en “Castrum Tellus” o “Castro Thera” hoy Castrotierra, es lógico que al lado de un Castro un pueblo lleve el nombre del valle, que es Valle de la Valduerna.
En lo eclesiástico, Valle de Castrotierra, ya que hasta el año 1953 en que pasó a ser parroquia, siempre fue anejo a la parroquia de Santa María de Castrotierra. La situación del pueblo se puede considerar como el centro geográfico del valle de la Valduerna aunque no lo sea con exactitud. De su pasado existe que lo testifica la lápida a la entrada de la Iglesia, que dice, que un sacerdote llamado Don Martin Martínez fue cura de Valle y falleciendo el 10 de noviembre del año 1615 a principio del siglo XVII, fue enterrado bajo esta losa. Durante esos siglos hasta nuestros días permaneció en silencio el nombre de ese clérigo del lugar y al incorporarse este pueblo al Ayuntamiento de Villamontán y ponerle nombre a las calles y plazas, la mejor lleva el nombre de Plaza del Rvdo. D. Martín Martínez.
Existe en el pueblo desde tiempo inmemorial una Cofradía llamada de “Santa Cruz”, de la que casi la totalidad de los vecinos son hermanos. En tiempos no muy lejanos tenía la Cofradía una Capilla. Hasta principios del siglo XX existió una Cruz, Crucero, en la Plazuela que lleva su nombre y en tiempo penitencial, Cuaresma, se rezaban Viacrucis desde la Iglesia a la Cruz y vuelta, así como en la actualidad llegan a ese lugar y dan vuelta las procesiones que se realizan durante el año.
Llegaron a existir a lo largo de la zaya hasta el límite con Miñambres, seis molinos de los llamados “rastreros”, para la molienda de piensos, entre ellos uno de linaza, no quedando hoy de todos ellos más que escasas huellas de donde estuvieron sus asentamientos. En la actualidad cuenta con una escuela y el servicio de un bar.
Destacar también la cantidad de pozos artesianos existentes en este pueblo, siendo sorprendente la gran facilidad y el gran caudal con que el agua por si misma a pocos metros de profundidad cincuenta, sesenta, setenta.., sale a la superficie.

Iglesia de San Félix

Se construye a mediados del siglo XVI, consta de dos naves, la central y otra más pequeña que da la
sensación de ser un añadido posterior aprovechando el cabildo.
Posee tres retablos: el retablo mayor, dedicado al Santo Patrón San Félix, el retablo de Santa María Magdalena y un pequeño retablo dedicado a la virgen del Rosario.
Sin duda alguna la joya de esta Iglesia es el retablo mayor, obra del gran escultor Gregorio Español, discípulo de Gaspar Becerra. Se inició en 1584 estando concluido en 1611. Se pintó y doró en 1663 por el pintor astorgano Antonio de Pacios. De estilo barroco-renacentista consta de dos cuerpos sobre predela o banco sin ático y cinco calles. Mide 5,60 m. de ancho por 6 m. de alto. A destacar sobre manera en el retablo el banco o predela dedicada a los Apóstoles y Evangelistas, así como las figuras de San Antonio Abad, San Mamés y San Félix, todas ellas resueltas con gran viveza y adornadas de ricos y amplios paños.
Destacar también en esta Iglesia una hermosa casulla fechada en la segunda mitad del siglo XVI, está realizada en terciopelo rojo y con medallones conteniendo Santos bordados en seda.

 

Fiestas

San Félix: El 27 de febrero. El día de su celebración es el fin de semana más cercano a esta fecha.
Fiesta Del Rosario: El 2 de septiembre. Se celebra siempre el primer fin de semana del mismo mes.

 

Sede electrónica Tablón de Anuncios Portal de Transparencia

ACTIVIDADES Y EVENTOS

TELÉFONOS DE INTERÉS

  • Ayuntamiento: 987 640 312
  • Juzgado: 987 64 05 86
  • : 987 640 312
Más teléfonos
Financiación